Para ganar una gran vuelta por etapas es necesario ser capaz de mantener unos valores de potencia relativa (W/kg) muy elevados durante mucho tiempo, ya que es en los grandes puertos donde se suele jugar la carrera. Si no hay caídas, abanicos u otras circunstancias anómalas, normalmente el ganador del Tour de Francia suele ser si no el mejor uno de los mejores escaladores. A lo largo del siguiente artículo vamos a analizar el rendimiento de los 6 primeros clasificados en el Tour de Francia de 2019 durante los puertos más importantes de la carrera.

David Barranco, Yago Alcalde y Eduardo Talavera. Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte – Ciclismo y Rendimiento

Desde que en el 2012 la estructura británica de Dave Brailsford, bajo el nombre de Sky, se hiciera con la general de la mano de Bradley Wiggins, el equipo ha sucedido una victoria tras otra exceptuando la del 2014. Este año, ha sido el joven Egan Bernal, con tan solo 22 años, el ciclista que ha llegado de amarillo a los Campos Elíseos, abriendo así el palmarés colombiano en esta gran vuelta. Aunque haya sido la misma estructura que años anteriores la que se ha llevado la victoria, seguro que sois muchos los que habéis notado alguna diferencia respecto a otras ediciones. La principal que hemos observado ha sido el “no” control absoluto del equipo INEOS como nos tenía acostumbrado. Ciclistas de la talla de Poels, Rowe o Kwiatkowski, no han sido los gregarios dominadores de ediciones precedentes. Pero hay que decir que no ha sido un Tour fácil para la estructura británica, ya que su líder Froome no pudo tomar la salida tras la fuerte caída el día previo al Tour. Este gran contratiempo dejaba toda la presión al joven Bernal, que, aunque ya apuntaba maneras, todavía no había demostrado todo su potencial en una gran vuelta.

Obviamente, no podíamos olvidarnos de Alaphilippe, que, sin ser un especialista en grandes vueltas ha sido capaz de mantener el amarillo hasta la etapa 19. El ciclista francés ha portado el maillot de líder desde la etapa 8, distanció a sus rivales ganando la contrarreloj y aguantó muy bien el tipo en las grandes etapas de montaña.

Análisis de potencia en las subidas

Para la obtención de los datos de potencia en los puertos hemos utilizado la fórmula del Dr. Ferrari:

Potencia Rel. (Watts/kg) = VAM (metros/hora) / (Factor de Gradiente x 100)

  • El factor de gradiente se calcula con la siguiente fórmula:

Factor de Gradiente = 2 + (Pendiente media / 10)

  • Para calcular el VAM (velocidad de ascenso media), necesitamos saber los metros ascendidos y el tiempo total empleado.

VAM = (metros ascendidos x 60) / minutos que tardas en ascender el puerto

Hay que tener en cuenta que estos datos son estimaciones mediante ecuaciones y los pesos de los ciclistas se obtienen de procyclingstats, los cuales, seguramente, sean menores, a parte del peso que pierden al cabo de varias etapas y en las mismas etapas. Aparte de estas variables, también el viento puede hacer que la precisión de estos cálculos sea menor.

En las siguientes gráficas vamos a ver datos de vatios y tiempos de las principales ascensiones de esta edición de los 6 mejores clasificados de la general.

Como podemos observar, el último puerto de la sexta etapa se subió a un ritmo altísimo, probablemente debido a la “frescura” de los corredores en la primera semana de tour. Aparte, los puertos anteriores al último no fueron de excesiva dureza. En la jornada donde Dylan Teuns se hacía con la victoria parcial, las diferencias entre los favoritos apenas fueron representativas, tan sólo Kruijswijk perdió algo más de tiempo respecto al resto de corredores.

En la decimocuarta etapa, finalizando la segunda semana, y ya con un gran puerto como el Tourmalet, las diferencias entre los favoritos tampoco fueron grandes. A pesar del recorrido montañoso, Julian no dejaba de sorprendernos, y ya no solo estaba en el grupo de los favoritos, si no que disputaba los segundos de bonificación a sus rivales directos, llegando incluso en segunda posición a lo alto de este gran coloso, solo superado por Pinot. Como es lógico, al ser un puerto bastante largo, la potencia mantenida fue inferior a los 6W/kg.

Llegados a la decimoquinta etapa, parecía que el líder empezaba a notar la sucesión de días montañosos y puertos encadenados. La etapa en la que se impuso Simon Yates, empezaba a marcar diferencias entre los favoritos, siendo Pinot el más fuerte. De nuevo, la intensidad media estuvo justo en la barrera de los 6W/kg.

La etapa 18 con llegada en bajada a Valloire tras coronar a 20km de meta el Galibier daba la victoria a Nairo Quintana. En esta ascensión de la que solo ponemos los datos de los últimos 8Km, solo Bernal fue capaz de sacar provecho aventajando en 30 segundos al grupo de los favoritos en meta. Como se puede ver, la potencia relativa esta vez bajó hasta los 5,5w/kg en un esfuerzo relativamente corto: 23 minutos. La explicación es sencilla. Por un lado, el total acumulado de la etapa llegó hasta los 4800m, es decir, que el gasto hasta llegar al último puerto fue muy elevado. Pero también hay una gran influencia de la altitud, ya que los últimos 8km se realizaron por encima de los 2000m. Según el autor Joe Friel, a los 2000m la pérdida de rendimiento aeróbico es de un 9% aproximadamente. El factor altitud es muy importante a la hora de hacer este tipo de cálculos, ya que si la subida parte del nivel del mar o desde 2000m los parámetros de rendimiento van a ser bastante diferentes simplemente por la menor concentración de oxígeno en altura.

Como en la etapa anterior, la altitud así como el desnivel previo acumulado ha provocado una disminución en los valores de potencia estimados, estando la mayoría de los ciclistas en torno a 5,6w/kg. En esta etapa es donde Bernal consiguió la mayor ventaja de la carrera al mantener una potencia relativa mayor que los demás: 5,8w/kg.

Tras la agitada etapa 19, donde Alaphilippe cedió el maillot amarillo a Bernal tras perder 2’07” en lo alto de Iseran, llegaba la recortada etapa 20 con tan solo 59Km y una sola ascensión. Como podemos observar en los datos, fue una ascensión a un ritmo altísimo, en torno a los 6w/Kg los últimos 9km con 20 etapas en las piernas. Fue en esta ascensión donde Julian perdió todas las opciones de podio al descolgarse a 13Km de meta del grupo de los favoritos. Como se puede observar, al haber solo un puerto, la intensidad relativa ha vuelto a ser en torno a los 6w/kg.

Finalmente y a modo de conclusión del artículo presentamos un gráfico comparativo de los puertos expuestos anteriormente:

Como se puede ver, Bernal ha sido no solo el más regular sino el que ha sido capaz de desarrollar una mayor potencia relativa durante los puertos más importantes del Tour. También es interesante ver la evolución de la pérdida de potencia de Alaphilippe a lo largo de las etapas, indicando que iba acumulando más fatiga que sus contendientes. Esta circunstancia digamos que puede ser esperable basándonos en su particular fisiología, ya que destaca por ser probablemente uno de los 3 mejores llegadores en carreras tipo clásicas en las que hace falta una capacidad de aceleración brutal en esfuerzos cortos (1-3 minutos), y por lo tanto, no debería ser capaz de tener la suficiente resistencia como para aguantar la dureza de una gran vuelta por etapas en la que destacan más los corredores con una gran capacidad de resistencia más a largo plazo.

En resumen

Como podemos observar en los datos expuestos anteriormente, parece que 6w/Kg es la referencia en la que los ciclistas se han movido en este Tour en las subidas más decisivas de la carrera, especialmente cuando el desnivel acumulado no ha sido excesivo no cuando la última subida ha superado los 2000m de desnivel durante mucho tiempo.

Aunque es una obviedad, es importante destacar que estos valores en torno a 6w/kg se producen normalmente en el último puerto de la jornada, es decir, con fatiga acumulada no solo de todo el Tour sino también de la propia etapa. Esta capacidad para pedalear cerca de 6w/kg con fatiga acumulada es probablemente una de las características más diferenciadoras de los ciclistas capaces de conseguir buenos puestos en las grandes vueltas.

Tenemos que agradecer al Dr. David Barranco, profesor de la U. Europea de Madrid, la cesión del cálculo de los datos.

FUENTE: CiclismoyRendimiento.com

CÓMO SE MODELA Y GENERA LA CURVA DE POTENCIA DE UN CICLISTA

Cada entrenamiento, o competición, aporta unos registros de potencia que posteriormente van a generar una curva. La cuál conocemos como PD Curve o curva de potencia. Evidentemente esto es posible sólo para aquellos que disponen de un medidor de potencia y tienen la posibilidad de plasmar los registros de cada entrenamiento en un software de análisis de datos.

No confundir con la curva que se genera en otras aplicaciones y que representan la carga de entrenamiento y que quede muy claro, nada tienen que ver con el estado de forma en el que te encuentres. Sobre ello ya tienes un artículo en la web.

No es un artículo destinado a que puedas realizar un análisis de datos, aunque sí tendrás alguna pista, sino más bien, para aclarar muchas dudas en torno a la curva de potencia. Para mi es una herramienta clave a la hora de conocer al ciclista y prescribir los entrenamientos. Siempre y cuando, la curva se encuentre en un buen “estado de salud” (ya me entenderás párrafos más adelante).

La información que puede aportar la curva de potencia será muy valiosa ya que, si está generada con una planificación adecuada, además de reflejar las virtudes y carencias del ciclista (íntimamente relacionado con el perfil de potencia del ciclista), permitirá prescribir los entrenamientos en base a su fisiología e incidir en los puntos clave que le hagan crecer en su disciplina.

Aquí puedes ver la curva de potencia de un ciclista. Concretamente con los datos obtenidos durante una semana. Está claro que en una semana no se disponen de datos suficientes como para obtener información lo suficientemente valiosa. En el eje horizontal se representan las horas y en esta semana su entrenamiento más prolongado ha sido 2h 15’. Y en el eje vertical se figura la potencia, que, en este caso, el mayor registro fue de 700W.

A modo informativo, si utilizamos una de las gráficas (chart insights) que disponemos en el análisis de datos, podemos ver reflejadas las mejoras obtenidas en los últimos siete días en comparación con el plazo de tiempo que nosotros queramos acotar.

 

¿CÓMO SE MODELA LA CURVA DE POTENCIA?

La curva de potencia se construye y modela con los mejores registros realizados por el ciclista para cada uno de los tiempos. Dichos tiempos son los que se realizan en los entrenamientos, salidas o competiciones.

Estos mejores registros de potencia (MMP) serán los que van a moldear y definir la curva de potencia en todo su recorrido. Dicha curva de potencia fue diseñada por Andrew Coggan.

La curva de potencia es generada por un software de análisis de datos. En alguno de ellos se re realiza el modelado aplicando cálculos matemáticos de un algoritmo. En otros casos esa curva de potencia se genera utilizando unos pocos valores de potencia del ciclista y un algoritmo predice la curva de potencia.
El margen de error es mucho menor en el primero de los casos, como sería el del software de WKO+

En la gráfica anterior puedes observar cómo la línea azul discontinua se eleva más en la zona izquierda que en la zona derecha. Ello es debido a que somos capaces de realizar picos de potencia más elevados cuando la duración del estímulo es menor y conforme vamos aumentado la duración de estos, la potencia mantenida es menor.

                                                            

En la gráfica anterior puedes observar que aparece la línea roja, que es la curva de modelado de potencia (PD Curve). En el eje horizontal (x) vas a encontrar los distintos tiempos y en el eje vertical (y) vas a encontrar las distintas potencias. En ambos casos, tiempos y potencias, se inicia desde un valor cero y su máximo vendrá determinado por la máxima potencia que pueda desarrollar el ciclista y en lo referente al tiempo, por el mayor número de horas que realice.

En estos tres meses ha realizado un máximo de casi 4h y es así hasta donde figuran sus registros de potencia. En este ejemplo, puedes ver la curva de potencia generada en los últimos 90 días. Este margen de tiempo es el utilizado, generalmente, para realizar un análisis de datos, salvo en momentos puntuales de la temporada en donde han existido interrupciones en el entrenamiento como podría ser tras un periodo de descanso o transición de temporadas.

En estos casos, por ejemplo, para realizar un análisis de datos sería más objetivo emplear los registros de los últimos 30 días de potencia.

Al inicio te comentaba que la curva de potencia será útil siempre y cuando “goce de buena salud”, clave para prescribir entrenamientos y conocer objetivamente el estado del ciclista, y en particular, en la zona metabólica que predomina la especialidad de este. De lo contrario, observa:

Ciclista que tiene su mejor registro en un test de 20’ de 304W
“Supuestamente” su FTP si se aplica un factor corrector de 0’95, serían 289W y sin embargo, el programa nos sugiere como su mFTP 319W… ¿más alto que el máximo que ha dado en el test?
Y su curva de potencia que es clave para prescribir sus entrenamientos, se sitúa en 20’ en 328W.

En definitiva, un cacao de datos que de poco nos pueden servir porque no tienen sentido. Por ejemplo, en este caso si quisiéramos prescribir intervalos para trabajar su FTP en base a su curva de potencia, al no estar actualizada no sería posible.

¿Por qué se da esta circunstancia? ¿por qué indica la curva en 20’ 328W si su mejor registro en ese tiempo han sido 304W? ¿por qué ese aumento?

 

Para obtener una curva de potencia actualizada, habrá que realizar estímulosen puntos concretos de la curva de potencia para actualizarla. Uno corto, uno medio y otro largo. Incluso el programa nos sugiere en aquellos tiempos en dónde debemos incidir y actualizar la curva:

La diferencia la podemos comprobar con una curva en la que está mucho más actualizada y sobre todo en su zona aeróbica que es donde predominan los objetivos de este ciclista. Son 9W la mayor distancia que se observa a partir del registro de 19minutos, cuando en la curva anterior que no estaba actualizada, había hasta 50W de diferencia entre los MMP y la PDcurve, además, durante un extenso intervalo de tiempo.

Otro de los inconvenientes en los datos, es cuando el potenciómetro tiene picos de potencia (SPIKE) descontrolados. Algo que suele ser habitual en determinados potenciómetros. Ello altera el modelado de la curva de potencia. Un ejemplo:

Una curva de potencia actualizada nos permitirá disponer de un modelado de potencia sobre el cuál podremos prescribir entrenamientos íntimamente relacionados con su fisiología y trabajar con unas métricas más objetivas.

Fuente: ChemaArguedas.com