Ante la polémica que ha desatado la expulsión de Michael Schär del Tour de Flandes 2021 por tirar un bidón como regalo a un niño, nos hemos preguntado qué representan los bidones en el ciclismo.

bidones-ciclistas-historia/

¿Por qué sancionan a Schär por regalar un bidón a un niño?

La sucesión de los hechos es más que conocida: Michael Schär está corriendo el Tour de Flandes; en un momento de la carrera, observa a una familia y decide regalarles el bidón vacío que lleva; por lo tanto, lo tira cerca de dicha familia, que coge el bidón ilusionada; la organización de la carrera lo ve por las cámaras que lo recogen y deciden expulsarlo de la prueba. El último capítulo es ese en el que Michael Schär publica en Instagram por qué lo hizo y por qué seguirá haciéndolo. De hecho, Van der Poel y Asgreen también lo hicieron. De hecho, es posible que todos y cada uno de los ciclistas lo hiciera a lo largo de la prueba.

bidones-ciclistas-historia/

¿Cuál es su argumento? Pues la ilusión de un niño o una niña. Y la verdad, argumentos no le faltan al ciclista suizo del AG2R. No es la primera vez que guarda un bidón vacío para arrojarlo cuando pasa cerca del público. Es una forma de perpetuar la pasión por el ciclismo.

bidones-ciclistas-historia/

El propio Schär contaba cómo sus padres lo llevaron de niño al Tour de Francia de 1997 y cómo consiguió coger uno de esos bidones del Polti. Aun lo conserva y fue una razón más para dedicarse profesionalmente a este deporte. Limpiándolo bien, puede durarte muchos años.

Así que, llegados a este punto, ¿tan importantes son los bidones?

Perico Delgado y la historia de los bidones

Para intentar dar una respuesta, vamos a contar otra anécdota. Hace unos años la Vuelta tuvo una etapa con final en alto en la Alpujarra granadina y Perico Delgado, mítico ciclista español ganador del Tour de Francia, estaba comentándolo para Televisión Española. Y tras finalizar la etapa Perico Delgado decidió bajarse a la ciudad nazarí de Granada en bicicleta.

Al día siguiente contó en directo que en su trayecto al hotel iba mirando en los arcenes para ver si había algún bidón. Solía encontrarlos y le hacía mucha ilusión. Carlos de Andrés, su compañero de retrasmisiones desde el año 2000, escuchaba atónito como toda una leyenda del ciclismo como Perico aún tenía esa ilusión por el ciclismo materializada en un simple bidón.

bidones-ciclistas-historia/

Pues eso resume toda esta polémica, la de Schär, la de Perico, la mía propia y la de muchos de vosotros y vosotras, con total seguridad. Todos recordamos aquel día cuando nos fuimos a casa con un bidón de un equipo oficial después de ver pasar a los ciclistas que eran nuestros ídolos. ¿En qué estaba pensando la organización del Tour de Flandes cuando sancionó a Schär? Pues en ciclismo no, eso es seguro.

FUENTE: BrujulaBike.com

En 1993 ser de Ecuador no era un buen punto de partida para la historia de un ciclista, el ciclismo no le había dado muchas alegrías al país que nació en la mitad del mundo. En aquel año Richard Carapaz respiro por primera vez en esta hermosa nación y en un lugar donde el oxígeno escasea, en la provincia del Carchi, ahí se crió y aprendió las labores del campo, del trabajo duro, un sitio a más de 3200 metros sobre el nivel del mar, morada de la lluvia y el frío. También escaseaban muchas cosas por allá, como el dinero suficiente para una bicicleta, gracias a Dios la imaginación y las ganas de un niño humilde de disfrutar las cosas nunca escasean. Richard quien ya había perdido su primera bicicleta en un robo, logró armar su sueño de pedalear con una que encontró en el camión de chatarra del trabajo su padre, persistentemente tomó varias piezas de la morralla y logró poner a funcionar la destartalada y muy famosa bicicleta azul. Utilizaba su bici para divertirse o hacer los mandados, sin llantas o cubiertas como dicen en otros lugares de latino América paseaba por los paisajes del norte de Ecuador. 

 

Cuando se tiene 15 años el mundo no posee un gran lugar en nuestra memoria, no sabemos aún su significado, Richard a esa edad no sabía que existían carreras como la vuelta a España, el tour de Francia o el giro de Italia, no fue sino hasta que Juan Carlos Rosero una de las más famosas y viejas glorias del ciclismo ecuatoriano, quien había podido hacer un 5to lugar en la vuelta a Colombia, lo invita a participar de su nueva escuela de ciclismo y le hizo saber que existía una hermosa y exquisita carrera llamada Giro de Italia, donde cientos de corredores se peleaban por la Maglia Rosa y por el espectacular trofeo que entrega la carrera. Esto cambiaría totalmente a Carapaz, un nuevo sueño comenzaba a esculpirse en su corazón, pero dadas las circunstancias realizar tal hazaña debería tener un toque rocambolesco. 

Los primeros años de Richard se pedalearon en una bicicleta prestada por la federación de ciclismo del Ecuador, un buen trato porque con esa bici el carchense comenzó a trabajar duro y conseguir títulos, como el Campeonato Panamericano en Ruta sub-23. Richard sabía que si se montaba en la bici y nunca dejaba de pedalear en algún momento llegaría a Europa no por carretera sino por mérito. Fue difícil porque miles de puertas se cerraron, pocos creían en su idea de llegar a Europa y peor aún de que este chiquilín como le decían corriera el giro de Italia. Los años y su esfuerzo le fueron dando la razón, pedaleo, entrenó y aprendió del oficio gracias a su mentor Juan Carlos Rosero quien le enseñó hasta el último día de su vida porque murió en 2013, dejando plantada una semilla en una tierra muy fértil en la mente y corazón de Richard Carapaz.

La cosecha fue su evolución exponencial el ecuatoriano viajó a Colombia en 2015 ganó la vuelta a la juventud siendo el único extranjero en ganar, el potencial de Richard para aquella época ya comenzaba a susurrarse por los pasillos del ciclismo, tanto que para 2016 su sueño comenzó a despertar, Europa lo llamó, el Lizarte le ofreció un contrato de prueba por tres meses y así comenzó a desgastar las carreteras del viejo continente. Ganó la vuelta a Navarra, dando un paso más en la historia del ciclismo ecuatoriano, siendo el primero de su país en ganar en Europa, un paso más también en su sueño del Giro al menos ya estaba a pocos km de Italia.

 

CONTRATADO POR EL MOVISTAR

Eusebio Unzué en 2017 le dio la camiseta del Movistar, el español vio el potencial del ecuatoriano y lo contrató. El equipo telefónico era la catapulta que lo podría poner en las calles italianas y cumplir el sueño de pedalear en el Giro. Las grandes vueltas en ese 2017 se abrieron a sus ojos. Carapaz corrió la vuelta a españa y comenzó a mostrarse en el movistar. La noticia que cambiaría la vida de Richard llegó en la voz de Eusebio Unzué, “Richard te vamos a dar una oportunidad en el Giro de Italia”. Para esos años el movistar estaba empecinado en el Tour de Francia y en el juego de los tres líderes al Tour, para Richard era una sonrisa porque esto lo había puesto junto a Carlos Betancur como colíder para el giro de Italia 2018. A qué horas había pasado todo esto, Richard estaba en el giro de Italia, en una grande y pelando con las más duras fieras del ciclismo. 

Giro de Italia 2019: Carapaz, el campeón ecuatoriano que adoptó Colombia |  MARCA Claro Colombia

GIRO DE ITALIA 2018

En ese Giro Richard comenzó a escalar posiciones y km llego a la etapa 8 vestido con camiseta de mejor joven, tenía las piernas, las ansias de ganar, se enfrentaba a un día con final en alto, con frío y lluvia, como los días que vivió en Carchi, ya no escaseaba el dinero para la bici, en esa etapa escaseaba el miedo, porque Richard había dejado el temor en los km pedaleados. Y lo demostró a falta de 2 km de coronar el Montevergine di Mercogliano, el final de etapa de aquel 12 de mayo de 2018, no hubo quien pudiera al menos intentar seguirle el paso, ya había pedaleado tanto y tan duro, entrenando y en el trabajo del campo, que ningún ciclista pudo alcanzarlo, aunque se le hicieron eternos esos últimos 500 metros Richard Carapaz llegó a la meta y le dio dos golpes al corazón, enseñando que con él había pedaleado, que con él había llegado hasta la victoria, había logrado un sueño imposible, había escrito una historia inverosímil.

CAMPEÓN! Richard Carapaz hace HISTORIA y se lleva el Giro de Italia 2019 -  Noticiclismo

y así fue como el chiquilín de la bicicleta azul y a quien pocos le creían a su sueño de triunfar logró llegar a Europa, correr el giro y hacer historia en una gran vuelta. Ganar una etapa, una épica etapa fue un hecho histórico para Ecuador, para Carapaz y para la vida porque no importa los km, si quieres llegar debes dar el primer pedalazo y nunca dejar de pedalear.

FUENTE: ElTruequeCiclismo.com

Si te gustó, puedes leer mas de su biografía en su web

Cuánto importa el peso de la bici? es un tema controvertido. El peso de la bicicleta es para muchos ciclistas uno de los elementos más importantes y en los que más dinero se gastan. Está claro que si podemos permitirnos una bici tope de gama de 10.000 €, pues seguro que no necesitamos hacerle ningún tipo de mejora. Para la mayoría de los ciclistas que tienen bicicletas de gama media o media-alta, lo primero que hacen es como pueden aligerarla pero…

¿Una bici más ligera nos hará ir más rápido?

Para empezar, dejemos a un lado a los profesionales. Un error típico de los ciclistas es pensar: “Si le cambio las ruedas, potencia, sillín, manillar, tija, cinta manillar, tornillería etc. puedo ahorrar más de 500 gramos de peso de la bicicleta” Esto, aparte de ser muy caro es un GRAN ERROR. El peso ha de medirse en conjunto: ciclista + bicicleta. Tal y como nos dice el profesor de la Universidad de Utah, Jim Martín. Un profesional está muy al límite en su peso corporal, solo lleva un bidón y algo de comer. Uno amateur suele estar algo pasado de peso (aunque sean un par de quilos), lleva el móvil, dos bidones, comida para varias horas, herramientas por si pincha…

el peso de la biciclea

Trek Emonda SLR 10. 4.6 kg

Cuando queremos  aligerar  nuestra bici solemos pensar: “Si pesa 8 kg y le saco 500 gr estoy ahorrando casi un 8% de peso de la bicicleta”. Lo cierto es que la ecuación debe ser: peso de la bicicleta + peso del ciclista. Si este está en 69 kg el ahorro sería de menos del 1% de ahorro. Es obvio que una bici de 7 kg es más rápida que una de 9 kg, al menos en subida. Bajando, las más pesadas tienen ventaja, ya que su aceleración es mayor. De esta forma, lo que tus compañeros de grupeta te saquen subiendo puertos tú lo recuperarás bajando, y por encima, sin gastar tanto dinero.

Veamos un ejemplo de dos ciclistas:

  Ciclista 1 Ciclista
Bici 9 kg 7,5 kg
Peso ciclista 66 kg 69 kg
Total 75 kg 76,5 kg

¡Ojo! No estamos diciendo que el peso de la bicicleta no sea importante, lo es, pero SOLO cuando tú estás muy fino y tus piernas fuertes. En ciclistas poco entrenados o pasados de peso esto tiene poca importancia. Según el profesor Gourley, “todo el mundo quiere bicicletas sexys, pero unas buenas piernas también son sexys. Veo mucha gente con bicicletas muy caras, pero tienen piernas baratas. Es como llevar un Corvette con un motor de dos cilindros”.

Más importante que el peso de la bicicleta es la aerodinámica. Una bici más ligera te hará subir algo más rápido, sin duda. Si adoptas una posición que reduzca la resistencia al viento, unas ruedas de perfil, ropa ajustada… Mejorarás mucho más que si reduces el peso de la bicicleta en 500 gramos. Las ruedas son responsables del 30% de la resistencia y nuestro cuerpo de casi el resto. Puedes echar un vistazo a este enlace, te lo explicamos.

Solo sabiendo adoptar una mejor posición y una mejores ruedas la diferencia será notable. No es imprescindible una bicicleta de 6.5 kilos para ir muy rápido, lo más importante son las piernas y luego la aerodinámica.

FUENTE: velovecycling.com