Medir correctamente la altura del sillín es uno de los ajustes esenciales a la hora de montar en una bicicleta nueva. De él depende que puedas pedalear cómodamente, obtengas el máximo rendimiento y evites sobrecargas musculares y lesiones.

El sillín es uno de los tres puntos de contacto que hay entre bicicleta y ciclista, junto con el manillar y los pedales. Por eso un ajuste perfecto de su altura es prioritario que previene de lesiones de rodilla, cervicales o espalda.

Te adelantamos que obtener la medida perfecta es complicado y sólo un especialista en biomecánica, mediante un detallado estudio, podrá dar con ella. No obstante, y de modo aproximado pero también válido, puedes medir correctamente la altura del sillín de tu bici mediante estos sencillos pasos.

Relacionado:  Cómo elegir la talla de bicicleta correcta

1. Averigua tu altura de entrepierna

Cinta métrica

La altura del sillín vendrá determinada por la altura de la entrepierna. Para ello, primero tendrás que medirte la tuya apoyado de pie y descalzo sobre una pared, manteniéndote recto, con los talones pegados al muro.

Seguidamente, colócate un libro hasta que hagas tope en la parte alta de la entrepierna o, si quieres ganar en precisión, usa un nivel largo.

Después, con ayuda de otra persona, mide con una cinta métrica la distancia en centímetros desde la parte más alta del libro o nivel hasta el suelo. Esta distancia será la medida de tu entrepierna.

2. Aplica la fórmula para calcular la altura del sillín

La mayoría de estudios de biomecánica, como el famoso Los fundamentos de la bicicleta del célebre preparador físico Christian Vaast, coinciden en que la altura del sillín correcta debe ser el 88% de la longitud de la entrepierna. El 12% restante es, por tanto, el margen para conseguir la flexión de rodilla ideal.

De esta manera, para obtener tu altura del sillín deberás multiplicar la longitud de tu entrepierna por 0,88.

Altura del sillín = altura de entrepierna x 0,88

3. Mide y ajusta correctamente el sillín

ciclista regulando la altura de la tija de su ebike (1)

Una vez obtengamos la altura, llega el momento de medirla en la bicicleta y realizar el ajuste necesario. La altura del sillín se mide desde del centro del eje de pedalier hasta la mitad del acolchado del sillín, aproximadamente.

Te puedes valer de una cinta métrica para medirla con precisión. Una vez lo hayas hecho, libera la abrazadera de la tija y sube o baja el sillín hasta que coincida con la medida.

Asegúrate de mantener el sillín recto, perpendicular a la línea del manillar, antes de apretar de nuevo la abrazadera.

Por último, súbete a la bici y pedalea unos metros para comprobar que lo haces cómodamente, manteniendo las caderas rectas y realizando correctamente el giro de la pedalada.

4. Apunta tu medida para recordarla

Una vez realizado el ajuste, no olvides apuntar la medida para tenerla a mano siempre. Hay muchas situaciones en las que tendremos que volver a consultarla, ya sea por si cambias de bicicleta, si tomas prestada otra para realizar una salida o si vas a desmontar el sillín para transportarla cómodamente dentro de un vehículo.

Otras formas de medir la altura del sillín

tija y sillín de carretera

Ya hemos aclarado que la forma más precisa de dar con la altura del sillín adecuada es realizar un estudio biomecánico en un centro especializado.

En él, un fisioterapeuta analizará, mediante un conjunto de sensores conectados a un software, datos sobre tu pedaleo, la posición de las calas, cómo te sientas en el sillín o la longitud de tus piernas.

Con todos esos datos, elaborará un informe para poco después realizar los ajustes necesarios en el sillín, pedales y manillar, para así mejorar tu postura sobre la bici, prevenir lesiones y optimizar tu rendimiento. El precio de estos estudios suele oscilar entre los 100 euros y 150 euros.

Relacionado:  ¿Merece la pena invertir dinero en comprar una tija telescópica?

Aparte de todo esto, hay trucos caseros más rápidos pero menos fiables para aproximarse a la altura del sillín correcta. El más conocido de todos ellos es el de subirse a la bici en parado, bajar la biela hasta su máximo y apoyarse en el pedal con el talón. La pierna deberá quedarse completamente recta sin flexión, para así dar con la medida adecuada.

Consecuencias de llevar el sillín muy alto o muy bajo

Ciclista en la carretera

Es importante que pruebes y obtengas sensaciones antes de realizar cualquier ajuste. Notarás que llevas el sillín muy alto cuando al pedalear notes que se balancean tus caderas para dar la pedalada completa, un movimiento que, de ser continuado en el tiempo, podría generar fuertes dolores en la parte baja de la espalda y los glúteos.

Con un sillín bien ajustado en altura este balanceo no debe producirse y las caderas deben mantenerse prácticamente inmóviles y rectas.

Por otro lado, rodar llevar un sillín más bajo de lo normal obligará a forzar mucho la articulación de la rodilla, que es crucial a la hora de pedalear, originando sobrecargas y lesiones que podrían ser graves y duraderas.

Con un sillín bien ajustado, la rodilla se fuerza lo justo, realizando el giro completo de la pierna al pedalear, flexionándola ligeramente.

Puedes ver la postura correcta que debes tener sentado sobre el sillín en este práctico tutorial en este vídeo de Global Cycling Network.

Relacionado:  ¿Qué ventajas aportan los sillines antiprostáticos?

Conclusiones

Medir correctamente la altura del sillín es un ajuste previo de la bicicleta muy sencillo y de casi obligado cumplimiento, sobre todo si vas a subirte por primera vez a una bici nueva. De él depende que pedalees de manera cómoda, optimices tu rendimiento y velocidad y prevengas, al mismo tiempo, la aparición de molestias musculares y lesiones.

FUENTE: Tuvalum.com