Casi todas las personas físicamente activas se encuentran con períodos en los que el tiempo disponible para hacer ejercicio es limitado (por ejemplo, conflictos personales, familiares o comerciales). Durante esos períodos, el objetivo del entrenamiento físico puede ser simplemente mantener (en lugar de mejorar) el rendimiento físico. De manera similar, ciertas poblaciones especiales pueden desear mantener el rendimiento durante períodos prolongados, a saber, los atletas (durante la temporada competitiva y fuera de temporada) y el personal militar (durante el despliegue).

Recientemente se han publicado los resultados de una revisión (Spiering y col, 2021; J Strength Cond Res 24-feb; doi: 10.1519/JSC.0000000000003964) cuyo objetivo fue identificar la dosis mínima de ejercicio (es decir, frecuencia, volumen e intensidad) necesaria para mantener el rendimiento físico a lo largo del tiempo.

Conoce el nuevo calendario académico 2021 - Universidad Central de Chile

En poblaciones generales, el rendimiento de resistencia aeróbica se puede mantener hasta por 15 semanas cuando la frecuencia de entrenamiento se reduce a tan solo 2 sesiones por semana o cuando el volumen de ejercicio se reduce en un 33-66% (tan bajo como 13-26 minutos por sesión). siempre que se mantenga la intensidad del ejercicio. La fuerza y ​​el tamaño de los músculos (al menos en poblaciones más jóvenes) se pueden mantener hasta por 32 semanas con tan solo 1 sesión de entrenamiento de fuerza por semana y 1 serie por ejercicio, siempre que se mantenga la intensidad del ejercicio (carga relativa); mientras que, en poblaciones mayores, mantener el tamaño de los músculos puede requerir hasta 2 sesiones por semana y 2-3 series por ejercicio, mientras se mantiene la intensidad del ejercicio. Existen datos insuficientes para hacer recomendaciones específicas para atletas o personal militar.

Los autores concluyeron que la intensidad del ejercicio parece ser la variable clave para mantener el rendimiento físico a lo largo del tiempo, a pesar de las reducciones relativamente grandes en la frecuencia y el volumen del ejercicio.

 En mi opinión, y con el conocimiento actual sobre respuestas y adaptaciones al entrenamiento, la intensidad del ejercicio es el elemento clave que permite a los atletas mantener o incluso mejorar su rendimiento en periodos de puesta a punto (tapering), así como poder mantener las adaptaciones durante algunas semanas en las que la frecuencia y/o volumen de entrenamiento disminuye significativamente. El periodo más sensible se sitúa en edad avanzada, donde el estímulo mínimo para mantener las adaptaciones es mayor, por lo que además de mantener la intensidad, también han de mantenerse más altas, tanto la frecuencia como la duración del entrenamiento.

FUENTE: fisiologiadelejercicio.com

Calentar y estirar antes de comenzar a entrenar es un requisito básico para evitar agujetas y lesiones (entre otros muchos beneficios). Sin embargo, la duda surge respecto al tiempo destinado a esta fase: ¿Cuántos minutos son los necesarios para estar listo? Vamos a verlo.

 

Por qué es tan importante calentar

Los beneficios de realizar un buen calentamiento, como hemos adelantado, son muchos. De forma resumida, una fase previa de estiramientos ayuda a activar el cuerpomejorar el posterior rendimiento durante la sesión y reducir la posibilidad de lesión. Pero ¿Qué más nos ofrece esta fase?

Reduce el dolor

Cuanto más larga sea nuestra actividad física más cansado estará nuestro cuerpo. Sin embargo, realizar un buen calentamiento relajará músculos y tendones.

Con un previo estiramiento, el desgaste muscular se alivia debido a que el flujo sanguíneo aumenta a medida que movemos y activamos nuestro cuerpo. Tras la sesión de entrenamiento, las molestias y dolores musculares son menores.

Mejora la flexibilidad

Entre otros beneficioscalentar mediante estiramientos incrementa la elasticidad de los músculos y por tanto disminuye la viscosidad muscular.

Gracias a tener una buena flexibilidad mejorarás tu rendimiento en las actividades físicas y disminuirás el riesgo de lesiones.

El yoga, pilates o body balance son actividades que te ayudarán a mejorar tu flexibilidad de forma notoria.

Disminuye las posibilidades de lesionarnos

Esto se debe principalmente a que según calentamos y estiramos, aumentamos progresivamente nuestra temperatura corporal.

En consecuencia, estaremos preparados para realizar diferentes ejercicios físicos ya que los músculos estarán adaptados al movimiento y el esfuerzo del cuerpo.

Básicamente, con el calentamiento preparamos al cuerpo para que soporte un determinado entrenamiento.

Mayor oxigenación muscular

El calentamiento aumenta la temperatura de la sangre lo que hace que disminuya la cantidad de oxígeno que pueda contener.

De esta forma, los músculos que están trabajando liberarán oxígeno y se encontrarán en unas condiciones óptimas para trabajar, aumentando el flujo de oxígenos y nutrientes.

 

¿Cuánto tiempo se debe calentar?

El tiempo de calentamiento dependerá sobre todo del entrenamiento que vayas a hacer. Sin embargo y como norma general, se recomienda no sobrepasar los 30 minutos de calentamiento.

El período recomendado para la mayoría de los calentamientos suele rondar entre los 10 y 15 minutos tiempo suficiente para activar a nuestros músculos y aumentar la temperatura de nuestro cuerpo.

calentar

 

Tipos de calentamiento

Existen diferentes tipos de calentamientos entre los que se encuentran:

Calentamiento general

El objetivo del calentamiento general es preparar a la mayor cantidad de músculos posibles. Por tanto, no se va a centrar en un grupo muscular concreto. Se trata de activar el cuerpo realizando movimientos que no supongan una excesiva fuerza.

Por lo general, es el calentamiento que más se utiliza. Lo normal es que se realice durante unos 10-15 minutos para calentar, aunque todo depende del entrenamiento que quieras realizar.

Calentamiento específico

Se trabaja solo y exclusivamente aquellas articulaciones que vayan a verse involucradas en el entrenamiento o ejercicio que vayas a realizar después.

A diferencia del calentamiento general, el específico debe realizarse en varias fases durante cada sesión. Cuando vayas a cambiar de actividad o a realizar otro tipo de ejercicios procura tomarte un tiempo para volver a calentar.

Calentamiento dinámico

El objetivo prioritario es aumentar la temperatura del cuerpo y el ritmo cardíaco, a la vez que la sangre fluye más libremente.

Normalmente, este tipo de calentamiento es más intenso que los dos anteriores. Para ello, se realizan ejercicios como las sentadillas laterales, balanceo de bazos, zancadas amplias, etc.

Calentamiento preventivo

Se trata de una serie de ejercicios previos al entrenamiento que han sido indicados por un profesional con el objetivo de prevenir un tipo de lesión específica o dolor muscular. Por ello, este es de baja intensidad y suele estar acompañado de masajes y de baños de calor.

Es muy utilizado por profesionales que están recuperándose de una lesión o que recientemente han sufrido alguna.

Estas son las indicaciones más adecuadas respecto al calentamiento previo a una sesión de entrenamiento. El tiempo estimado para aumentar la temperatura del cuerpo es de 10-15 minutos.

FUENTE:PlanetaTriatlon.com

Acelerar un metabolismo lento

Si has oído hablar del  metabolismo lento pero no sabes bien en qué consiste o qué es te acercamos todas las claves que debes conocer al respecto.

A qué se llama metabolismo lento

Si te preguntas qué es el metabolismo lo primero que debes tener en cuenta es cómo se calcula este aspecto que hace referencia al gasto energético que se realiza y el control que se tiene relativo a la ingesta de calorías.

En este aspecto entra en juego el metabolismo basal, o gasto energético en reposo que es la cantidad de energía que se requiere en reposo para mantener los procesos vitales, entre los que están la respiración, la circulación sanguínea, la regulación de la temperatura corporal, el crecimiento de las células, la buen funcionamiento cerebral y del sistema nervioso así como la contracción muscular pertinente.

En definitiva, se trata de la energía mínima para vivir, sin tener en cuenta lo que se pueda consumir haciendo ejercicio o el trabajo que tengas que realizar.

Cómo se calcula el metabolismo basal

Cuando ya tienes claro qué es puedes pasar a calcularlo debes tener presente cuatro variables que son el peso (p), la edad (e), el género y la altura y esto te servirá para tener claras cuáles son tus necesidades energéticas.

Así pues, según la OMS, la ecuación de Roza o la ecuación de Mifflin-Sant Joser serían las más útiles para esto. Y que se calcularían así:

Hombre: GER = 66,5 + (13,74 x P) + (5, 03 x H) – (6,75 x E)

Mujer: GER= 655,1 + (9,56 x P) + (1,85 x H) – (4,68 x E)

Cómo saber si tienes que acelerar un metabolismo lento

Si haces ejercicio y comes de manera saludable o incluso sigues una dieta equilibrada pero no consigues adelgazar es posible que sea por culpa de un metabolismo lento.

Si siempre estás cansado y te sientes fatigado con cierta frecuencia también puede ser un síntoma de tener el metabolismo lento.

De este modo, si sientes que estás muy cansado, sin haber realizado muchos esfuerzos o una cantidad excesiva de deporte es probable que sea por tu metabolismo.

¿Qué supone tener un metabolismo lento?

Si tienes un metabolismo lo importante es que tengas presente una serie de puntos porque lo cierto es que podrás adelgazar pero es importante que los tengas en cuenta.

Uno de estos factores, precisamente, pasa por comer una menor cantidad de comida pero un número mayor de veces a lo largo del día. Con ello lo que hacemos es animar al organismo a que aproveche al máximo la energía que proviene de los alimentos. De ahí que lo más recomendable en estos casos es un desayuno, dos almuerzos pequeños, una comida, dos meriendas pequeñas y una cena ligera.

Cómo acelerar el metabolismo lento

Acelerar un metabolismo lento es posible pero se han de tener presentes una serie de aspectos como los que, a continuación, vamos a detallar.

Por un lado, es importante que hagas actividad aeróbica diaria. Esto permitirá a tu metabolismo a estar constantemente en estado de activación.

Consume una mayor cantidad de proteínas como puede ser las que obtengas de las carnes blancas, pescado y vegetales que puedan ser también una gran fuente de proteína como la quinoa o la soja.

Del mismo modo, es importante hidratarte constantemente, no tomar bebidas alcohólicas y tampoco refrescos azucarados.

FUENTE: MarchasyRutas.es

Médicos indican que abusar del uso de suplementos proteínicos puede causar problemas cardiovasculares, renales y óseos

Nuestra sociedad le rinde culto al cuerpo, y son cada vez más los jóvenes que en su afán por tener un cuerpo “perfecto” recurren al consumo de suplementos proteínicos sin un adecuado control médico. Usualmente es un entrenador personal o un amigo el que recomienda el consumo de algún producto de moda, cuando la consulta debería dirigirse a un médico especializado o un nutricionista.

Las personas dedicadas a aumentar su masa muscular en los gimnasios tienen predilección por el consumo de productos que tienen gran cantidad de proteínas, y usualmente las consumen porque consideran que al ingerir dichos productos lograrán incrementar el volumen de sus músculos con rapidez. En algunos casos los deportistas van incluso más allá y complementan su alimentación con el uso de testosterona. En deportes de resistencia desde hace unos años también ha comenzado el ser habitual el uso de proteínas, aminoácidos,…  con el fin de ayudar a la recuperación muscular de ahí que crea conveniente escribir este post para concienciar a los deportistas de que sino se hace bien se pueden tener problemas a largo plazo.

El consumo de testosterona implica un riesgo. La doctora Pilar Martín Vaquero, especialista en endocrinología y nutrición, indica que el consumo de testosterona puede ayudar a aumentar masa muscular y reducir la cantidad de grasa, pero también puede provocar una hipertrofia y una hiperplástia de las células musculares.

 

Alimentos ricos en proteínas

La proteína Whey, extraída del suero de la leche, tiene buena capacidad de absorción, y es uno de los suplementos favoritos de los usuarios de gimnasios. Los aminoácidos ramificados se utilizan para la recuperación de la masa muscular. Pero la nutricionista Natalia Ubeda advierte que no es necesario ingerir suplementos artificiales, porque el aporte de proteínas de fuentes naturales como la pechuga de pollo, brindan todas las proteínas necesarias.

El doctor Francisco Miguel Tobal, médico especialista en medicina de la educación física y el deporte, de la Universidad Complutense de Madrid, indica que un excesivo consumo de proteínas puede ocasionar problemas renales, óseos y cardiovasculares.

Tobal indica que cuando la proteína es de origen animal puede generar un incremento del ácido úrico y la úrea. Además se debe considerar que los deportistas que han consumido complementos con proteína, luego sufren problemas cardíacos importantes cuando superan los 50 años de edad. Se debe considerar también que el consumo excesivo de suplementos puede ocasionar una deshidratación.

Los riesgos al consumir suplementos proteínicos no son pocos, por eso se recomienda consultar con un profesional del área de salud para lograr los mejores resultados.

FUENTE: Desabi.es

La Vuelta a España 2021 sigue encontrando nuevos territorios ciclistas. Para la edición de este año ‘debutan’ cuatro puertos de montaña que serán final de etapa inéditos. El Picón Blanco, el Balcón de Alicante, el Pico Villuercas y el Gamoniterio, además de dos llegadas en alto, a la Montaña de Cullera y al Alto de Castro Herville en Mos.


La seña de identidad de la Vuelta en sus últimas ediciones no cambia para 2021. Después de la recortada edición de 2020, que tuvo emoción de principio a fin, la de este año es una Vuelta con características muy similares. Empieza el 14 de agosto con una crono individual en Burgos en la Catedral y acaba con otra en Santiago de Compostela también en la Catedral, y en mitad hay hasta ocho etapas con final en alto y otras seis con un puerto ‘peligroso’ a poco de meta. A los velocistas solo les quedan media docena de etapas para ellos, siempre y cuando no haya escapadas consentidas. Y las emociones están repartidas durante todo el recorrido, sin tiempos muertos. Hay montañas de la primera a la última semana y esta vez sin un puerto tan decisivo como el Angliru, sino con espacio y opciones para ‘jugar’ a ciclistas durante toda La Vuelta.

La diferencia con respecto a otras ediciones serán los traslados. Es una Vuelta prácticamente itinerante en casi todas las jornadas. Sale Burgos, sube hasta casi la costa cantábrica y baja hacia el sur por la costa mediterránea y desde el Rincón de la Victoria (Málaga) atraviesa el centro por la vía de la Plata extremeña y vuelve al norte hasta Laredo, para recorrer toda la costa cantábrica hasta Santiago de Compostela.

Crono y montaña en la primera semana

La Vuelta a España 2021 arranca en Burgos con una crono individual corta solo 8 kilómetros, pero dura. Salida y llegada a la Catedral, que celebra su octavo centenario y subida al Castillo, donde suele acabar la primera etapa de La Vuelta a Burgos. Después jornada llana entre Caleruega y Burgos y para el tercer día llega la montaña. Salida en Santo Domingo de Silos y final unipuerto en el Picón Blanco, que ya marcará diferencias con sus 8 kilómetros al 9% y rampas de hasta el 16%.

La carrera atraviesa la península hacia el Mediterráneo con dos etapas llanas con finales en Molina de Aragón y Albacete, lo que supone la presencia casi segura de viento. Al siguiente día salida de Requena para llegar a la costa. Recorrido totalmente llano pero final peligroso en el repecho final de Cullera. La séptima etapa entra en el territorio ‘comanche’ de la Costa de Alicante con cinco puertos de montaña y final en el inédito Mirador de Alicante, que tiene rampas de hasta el 14%. Jornada de transición prácticamente llana en La Manga del Mar Menor y para acabar la primera semana un etapón de alta montaña. Un día de 180 kilómetros y cuatro puertos, que incluyen la subida a La Venta de Luisa (Calar Alto) y final en los tornantis de Velefique.

Finales peligrosos y el debut del Pico Villuercas para la segunda semana

Después de la jornada de descanso en Almería la Vuelta a España 2021 entra en la segunda semana con etapas peligrosas. La primera con final en el Rincón de la Victoria después de subir el puerto de Almachar, un segunda con la cima a 15 de meta. Al día siguiente terreno de emboscadas por la sierra de Jaén y final en el duro repecho de Valdepeñas de Jaén. Y la tercera etapa de la segunda semana también tiene miga, con un segunda a falta de 15 kilómetros para la meta. El turno para los velocistas será la meta de la Villanueva de la Serena.

El finde de la segunda semana de La Vuelta 2021 empieza con una jornada dura con un final inédito en el Pico Villuercas, de 14 kilómetros y rampas de hasta el 14%, que se subirá dos veces, la primera de ellas con un tramo de hormigón de tres kilómetros al 13%. Al día siguiente recorrido largo, 193 kilómetros, por la sierra de Gredos con la Centenera, Pedro Bernardo, Mijares y San Juan de la Navapara terminar en El Barraco.

Lagos, el Gamoniteiro y crono el último día

Largo traslado hasta Cantabria para comenzar la tercera semana. El final en Santa Cruz de Bezana parece propicio para una fuga o los velocistas. Será la antesala de la montaña asturiana, que volverá a ser decisiva. El miércoles 1 de septiembre la carrera afronta un etapón de 180 kilómetros y 4.000 metros de desnivel. Doble subida a la Collada Llomana en el Valle del Ponga y final clásico en los Lagos de Covadonga. Sin embargo la etapa reina será el jueves 2 de septiembre con un día de más de 5.000 metros de desnivel acumulado. Por el camino en durísimo San Lorenzo, la vertiente norte de La Cobertoria (por Quirós), la subida a Cordal por la vertiente de Riosa y el final en un puerto que hará historia en La Vuelta, el Gamoniteiro. Inédito para la carrera y con 15 kilómetros al 9,6%.

Jornada de transición rompepiernas con final en Monforte de Lemos y el sábado la última oportunidad para los escaladores con una etapa estilo a las clásicas de Lombardía o Lieja con cinco puertos de montaña y meta en Castro Herville Mos, de ocho kilómetros al 6%. Todo antes de la crono final ondulada de 33 kilómetros, larga para lo que suele ser habitual, que terminará de decidir la carrera.

Pogacar, Carapaz, Más, Valverde…

Y como esta Vuelta se ha presentado en el mes de febrero, cuando habitualmente se hacía en diciembre, ya hay muchos equipos que tienen definido el calendario de sus líderes. El principal reclamo será el ganador del pasado Tour, Tadej Pogacar, que ya hizo podio en el edición de 2019. También ha confirmado su intención de correrla Richard Carapaz, segundo el año pasado, y Enric Mas, quinto. En duda está Egan Bernal, que ha confirmado el Giro, y Primoz Roglic, que dependerá de lo que pase en el Tour. Si se ha apuntado del Jumbo Kuss, que debutará como líder en una grande.

Pero sin duda uno de los grandes protagonistas será Alejandro Valverde, en la que posiblemente será la carrera de su despedida como ciclista profesional casi 20 años después de debutar allá por la edición de 2002

 

Todas las Etapas

 

Etapa 1. Burgos – Burgos

La primera etapa, con salida en la catedral de Burgos, y el ascenso al alto del Castillo, ofrece una primera oportunidad de crear diferencias.

Etapa 2. Caleruega – Burgos

Primera etapa en línea y oportunidad para el viento y los velocistas. Las caídas y la colocación serán los grandes temas a tratar. Ningún puerto puntuable.

Etapa 3. Santo Domingo de Silos – Picón Blanco

Sin más dilación llega la primera llegada en alto de esta edición. Y no en cualquier puerto. Picón Blanco es nuevo en la Vuelta, aunque no en el ciclismo. Su cima ha sido coronada por Landa o Evenepoel, lo que da muestra de lo exquisito de su ascenso. El resto de la etapa será prácticamente llana, con el alto del Manquillo y el de Bocos, ambos de tercera.

Etapa 4. Burgo de Osma – Molina de Aragón

De la provincia de Soria recorremos un terreno rompepiernas para llegar a la localidad de Molina de Aragón, en Guadalajara. El viento será de nuevo el protagonista, con el repecho final para marcar algunas diferencias mínimas entre grupos en el más que previsible sprint.

Etapa 5. Tarancón – Albacete

Si la llegada a Albacete es conocida en el mundo del ciclismo es por el viento que arrecia en sus proximidades. Abanicos, nervios y desgaste que después pasará factura. La llegada, si todo va según lo previsto, al sprint.

Etapa 6. Requena – Cullera

Nueva llegada en cuesta, si bien se trata de una subida corta. La llegada a Cullera no será determinante, puesto que siendo tan breve, las diferencias se moverán en segundos. El resto de la etapa es plana y en su segunda mitad transita por zonas bien abiertas al viento.

Etapa 7. Gandía – Balcón de Alicante

Durísima etapa de media montaña. Desde el nivel del mar llegarán a los casi 1000 metros de una llegada inédita en el ciclismo: el Balcón de Alicante. La etapa comienza con el ascenso a un puerto de primera, Llacuna, que formará una fuga bastante interesante. A continuación llega un terreno donde consolidar o trabajar el pelotón para recomponer la situación de carrera. A partir del puerto de Benilloba todo es subir o bajar. Tudons, un clásico de la carrera, regresa por su lado amable, aquel donde Esteban Chaves fraguó su tercer puesto en el podio camino de Aitana.

Después se sube el puerto del Collao, de segunda, y el de Tibi, de tercera, antes del novedoso puerto final. Se esperan las primeras diferencias serias y alguna sorpresa en forma de escapada que luego cuesta bajar de los primeros puestos de la general.

Etapa 8. Santa Pola – La Manga del Mar Menor

De nuevo vuelve un cambio de desarrollos, esta vez al llano, con riesgo alto de viento y posibilidad alta de llegada al sprint, aunque veremos cómo de reducido. O no.

Etapa 9. Puerto Lumbreras – Alto de Velefique

Primera etapa de alta montaña. Un auténtico etapón, con pasos por el puerto de Cuatro Vientos, de segunda, el auténtico coloso del día, el de Venta Luisa (Calar Alto), todo un categoría especial puntuado de primera, que enlaza sin solución de continuidad con elalto de Castro de Filabres, revirado y duro, y la subida final al escénico Velefique.

Etapa 10. Roquetas de Mar – Rincón de la Victoria

Tras el día de descanso, llega una etapa trampa, con miga en su parte final. Transcurriendo en su mayor parte por costa, el muro de Almáchar pondrá en aprietos al pelotón. Si una fuga llega, tanto la subida como la bajada serán decisivas.

Etapa 11. Antequera – Valdepeñas de Jaén

Un clásico en la Vuelta. La llegada durísima a la localidad jienense de nuevo impedirá que los ciclistas se tomen un respiro. Los líderes tendrán que estar atentos de nuevo, con un final trampa en el que los puertos de Lagunillas para la fuga, y de Valdepeñas de Jaén para los favoritos, marcarán la carrera. La rampa final, con puntas sobre el 20%.

Etapa 12. Jaén – Córdoba

Sin respiro, las fugas volverán a tener protagonismo, con el doble ascenso a los montes contiguos a la capital cordobesa, un semi circuito que será muy atractivo incluso para ver peleas entre los gallos. El alto del 14% pasará ya factura.

Etapa 13. Bélmez – Villanueva de la Serena

La vuelta de la Vuelta a Extremadura no será testimonial, con una primera etapa donde el viento de nuevo será protagonista. Los equipos de velocistas procurarán controlar para una volata cantada.

Etapa 14. Don Benito – Villuercas

Uno de los grandes estrenos del año. El Pico Villuercas se estrena en la Vuelta con una etapa acorde y un primer paso por su durísima vertiente de hormigón. Primera llegada en alto en Extremadura y un coloso que tiene muchos visos de marcar diferencias y empezar a decidir el podio.

Etapa 15. Navalmoral de la Mata – El Barraco

Durísima etapa previa al último día de descanso. La sierra de Gredos será protagonista de una de las etapas reina de la edición. Se estrena el puerto de la Centenera, durísimo, al igual que esta vertiente de Pedro Bernardo, más conocido por su lado opuesto. Mijares vuelve después de varios años de ausencia. Siempre ha marcado la carrera. El puerto de San Juan de la Nava decidirá la etapa y producirá algunas escaramuzas por la general, si es que no se han producido antes.

Etapa 16. Laredo – Santa Cruz de Bezana

El día de descanso y traslado sabemos que produce cambios en los cuerpos de los ciclistas y afecta su recuperación o su estado de forma. Etapa de nuevo llana en la que el pelotón rodará rápido.

Etapa 17. Unquera – Lagos de Covadonga

Una de las etapas reina. Descubrimos el puerto de Llomena para el ciclismo profesional, con doble paso, sustituyendo la función que venía realizando el histórico Mirador del Fito, y adornado con el durísimo puerto de Lagos como meta. Se asciende también el alto de Ortiguero.

Etapa 18. Salas – Gamoniteiro

La considerada etapa reina. Nada menos que cuatro puertos para superar los 4000 metros de desnivel. San Lorenzo y Cobertoria, durísimos, darán pie a forzar cosas de lejos en caso de necesidad, mientras que el Cordal, por el lado inverso al habitual, pondrá firme el pelotón en ascenso y en descenso. El puerto final habla por sí solo. Unos 15 kilómetros cerca del 10%. Uno de los puertos más duros de la historia del ciclismo.

Etapa 19. Tapia de Casariego – Monforte de Lemos

Dura en su inicio, introduciéndose en el interior astro-astur, el resto de la etapa quedará para fugas y decidir quién se lleva el antepenúltimo triunfo en esta edición. La presión de los equipos sin victorias se dejará notar y podrá afectar al resultado más que el propio recorrido, siempre travieso por tratarse de Galicia.

Etapa 20. Sanxenxo – Mos

Una auténtica encerrona, con una etapa clásica de la París-Niza. Cinco puertos en la parte final, con el de Mougás y el de Prado como decisivos para una eventual lucha por el maillot rojo. El final estará en un segunda, el Castro de Herville, que puede decidir la Vuelta.

Etapa 21. Padrón – Santiago de Compostela

Crono final con llegada en Santiago, rememorando las vivencias del año 1993, donde una crono entre estas dos localidades (entonces de 44) decidió la Vuelta en favor de Rominger ante Zulle.

 

ETAPAS LA VUELTA 2021