Cuánto importa el peso de la bici? es un tema controvertido. El peso de la bicicleta es para muchos ciclistas uno de los elementos más importantes y en los que más dinero se gastan. Está claro que si podemos permitirnos una bici tope de gama de 10.000 €, pues seguro que no necesitamos hacerle ningún tipo de mejora. Para la mayoría de los ciclistas que tienen bicicletas de gama media o media-alta, lo primero que hacen es como pueden aligerarla pero…

¿Una bici más ligera nos hará ir más rápido?

Para empezar, dejemos a un lado a los profesionales. Un error típico de los ciclistas es pensar: “Si le cambio las ruedas, potencia, sillín, manillar, tija, cinta manillar, tornillería etc. puedo ahorrar más de 500 gramos de peso de la bicicleta” Esto, aparte de ser muy caro es un GRAN ERROR. El peso ha de medirse en conjunto: ciclista + bicicleta. Tal y como nos dice el profesor de la Universidad de Utah, Jim Martín. Un profesional está muy al límite en su peso corporal, solo lleva un bidón y algo de comer. Uno amateur suele estar algo pasado de peso (aunque sean un par de quilos), lleva el móvil, dos bidones, comida para varias horas, herramientas por si pincha…

el peso de la biciclea

Trek Emonda SLR 10. 4.6 kg

Cuando queremos  aligerar  nuestra bici solemos pensar: “Si pesa 8 kg y le saco 500 gr estoy ahorrando casi un 8% de peso de la bicicleta”. Lo cierto es que la ecuación debe ser: peso de la bicicleta + peso del ciclista. Si este está en 69 kg el ahorro sería de menos del 1% de ahorro. Es obvio que una bici de 7 kg es más rápida que una de 9 kg, al menos en subida. Bajando, las más pesadas tienen ventaja, ya que su aceleración es mayor. De esta forma, lo que tus compañeros de grupeta te saquen subiendo puertos tú lo recuperarás bajando, y por encima, sin gastar tanto dinero.

Veamos un ejemplo de dos ciclistas:

  Ciclista 1 Ciclista
Bici 9 kg 7,5 kg
Peso ciclista 66 kg 69 kg
Total 75 kg 76,5 kg

¡Ojo! No estamos diciendo que el peso de la bicicleta no sea importante, lo es, pero SOLO cuando tú estás muy fino y tus piernas fuertes. En ciclistas poco entrenados o pasados de peso esto tiene poca importancia. Según el profesor Gourley, “todo el mundo quiere bicicletas sexys, pero unas buenas piernas también son sexys. Veo mucha gente con bicicletas muy caras, pero tienen piernas baratas. Es como llevar un Corvette con un motor de dos cilindros”.

Más importante que el peso de la bicicleta es la aerodinámica. Una bici más ligera te hará subir algo más rápido, sin duda. Si adoptas una posición que reduzca la resistencia al viento, unas ruedas de perfil, ropa ajustada… Mejorarás mucho más que si reduces el peso de la bicicleta en 500 gramos. Las ruedas son responsables del 30% de la resistencia y nuestro cuerpo de casi el resto. Puedes echar un vistazo a este enlace, te lo explicamos.

Solo sabiendo adoptar una mejor posición y una mejores ruedas la diferencia será notable. No es imprescindible una bicicleta de 6.5 kilos para ir muy rápido, lo más importante son las piernas y luego la aerodinámica.

FUENTE: velovecycling.com 

Ciclistas, triatletas, runners y resto de deportistas confinados. Mucho se habla estos días de Zwift, ordenadores, dispositivos ANT+Bluetooth,  rodillos de entrenamiento para ciclismo y de otras alternativas indoor para mantener la forma física.

Que no cunda el pánico. El equipo de la Bolsa del Corredor acude al rescate una vez más para calmar la situación. Si estás cansado de oír hablar del Zwift, de ver por las redes a todo el mundo haciendo el hámster con la bicicleta y tú sigues siendo incapaz de configurar y emparejar tu rodillo con la cuenta de Zwift presta mucha atención a lo que viene.

Deja de lado los “expertos” en grupos de WhatsApp y sigue la guía para utilizar Zwift en 6 pasos. A partir de ahora tu cuenta de Zwift, Strava, Training Peaks, tus entrenamientos y tu dispositivo Garmin irán de la mano en este viaje.

Cómo utilizar Zwift en 6 solo pasos


Paso 1: Elegir rodillo

Aunque resulte una obviedad no tiene ningún sentido empezar con todo esto si no estás en posesión de una bicicleta y de un rodillo para ciclismo.

Lo ideal sería que tuvieras una bicicleta de carretera, pero puedes utilizar Zwift y montar el rodillo con una bicicleta de montaña, una cabra, una bicicleta de ciclocross o incluso con una bici de paseo.

En cuanto a rodillos la variedad es enorme. Como veremos más adelante la funcionalidad completa la alcanzaras con un rodillo inteligente o “Smart”, sin embargo, Zwift también permite la sincronización con rodillos de rulos con rodillos de fijación tradicional (los que regulas tú la intensidad) o incluso con algunas bicicletas estáticas. Las denominadas Smart Bikes. Aquí tienes el listado completo de rodillos y modelos compatibles con Zwift.

La lista de rodillos compatibles con Zwift es enorme

Paso 2: Descarga y crea tu cuenta Zwift

Entra en la web de Zwift y descargar el programa a través del siguiente link. Crea tu cuenta de usuario de forma rápida, intuitiva y aprovecha para introducir tus datos personales. Recuerda que como más precisa facilites la información de peso, altura, frecuencia cardiaca o zonas de potencia más real será la estimación del programa. La descarga está disponible tanto para Windows como para Mac. Recuerda también en caso de no tener ordenador puedes utilizar Zwift con el móvil (Android o IOS). La descarga del programa es algo lenta pero el registro de usuario no te llevará más de 2 – 3 minutos.

Mi recomendación es que en este paso también aproveches para sincronizar tu cuenta de Zwift con Strava y/ o otros aplicativos como Training Peaks o Garmin Connect. Puedes hacerlo desde tu perfil de usuario en el apartado “Connections”. El proceso no tiene ninguna dificultad siempre que previamente hayas accedido a tus cuentas personales de los aplicativos.

Zwift cuesta 14,99 euros al mes, pero tienes disponible una versión gratuita de 25 kilómetros (en caso de utilizar móvil) y una de 7 días sin límite de kilometraje para la versión de ordenador.

Paso 3:  Emparejar Rodillo con Zwift por ANT + o Bluetooth.

Llega el punto más importante y el que más debate ha generado con diferencia. ¿Cómo emparejar mi rodillo con Zwift? ¿Qué necesito para utilizar Zwift?.

Pues bien, debes saber que únicamente hay dos formas de utilizar Zwift. La sincronización de dispositivos solo se puede hacer vía ANT+ o a través de Bluetooth.

Conexión ANT +

La primera de ellas es la más fiable y la que recomiendo en caso de poder escoger. La conexión ANT+ es mucho más precisa y no acostumbra a presentar ningún problema de señal.

Para poder emparejar Zwift a través de ANT+ es necesario que por un lado tu rodillo y tus sensores desprendan este tipo de señal y que por el otro el ordenador sea capaz de captarla. Para ello necesitarás un dongle USB ANT+.

El USB ANT + es simplemente un pequeño pendrive que permite al ordenador captar la frecuencia de la señal. La mayoría de rodillos Smart ya vienen con este accesorio, pero en caso de no estar en posesión de uno o de que este se haya estropeado tienes disponibles en Amazon algunos modelos USB ANT+ por menos de 20 euros. Son compatibles con Garmin y Suunto.

La sincronización de sensores de frecuencia cardiaca, cadencia o de potenciómetros también se puede hacer a través de conexión ANT+. Conexión muy habitual en Garmin y en la mayoría de marcas punteras del mercado. Puedes monitorizar todos los datos anteriores tanto en la pantalla del Zwift como en la de tu ciclocomputador.

Puedes emparejar todos los dispositivos via ANT+ o bluetooth

Conexión Bluetooth

El segundo sistema de conexión que presenta Zwift es a través de Bluetooth. Un mecanismo quizá algo menos fiable pero cada vez más efectivo.

La conexión bluetooth la puedes utilizar tanto con tu PC, en caso de que este capte la señal, como con tu Smartphone. Todos los dispositivos móvil actuales tienen bluetooth y el emparejamiento no te llevará más de 1 minuto.

El propio aplicativo de Zwift se encarga de “buscar dispositivos cercanos” por lo que si lo has hecho correctamente tendrás todo el aplicativo emparejado en apenas unos segundos.

Paso 4: resistencia del rodillo

Aquí llega otro tema importante de debate que vamos a solucionar rápidamente. Como bien sabrás existen varios tipos de rodillo. Los de rulos, los magnéticos, los Smart, los de transmisión directa…. ¿Menudo rollo verdad?

Pues bien, Zwift solo va a diferenciar entre dos tipos de rodillo. Por un lado los rodillos que son inteligentes y por lo tanto capaces de autorregular la resistencia en función de la pendiente del recorrido, y por el otro los rodillos que no son inteligentes.

Los primeros son ideales para que puedas beneficiarte de todas las funciones de zwift. La mayoría de estos rodillos incorporan también un medidor de potencia interno y junto a una banda de frecuencia cardiaca te servirán para competir en carreras de Zwift. Son los más caros pero evidentemente son perfectos para la práctica del ciclismo indoor. La mayoría de ellos son también de transmisión directa.

Existen gran cantidad de alternativas en forma de rutas pre determinadas

Como alternativa para utilizar Zwift nos encontramos con los rodillos de rulos o los de fijación clásica. Estos rodillos no son inteligentes y por lo tanto no son capaces de simular la pendiente del aplicativo. Podrás utilizar zwift perfectamente y llegar incluso a participar en eventos grupales pero debes tener muy claro que la fuerza será la misma en todo momento.

Con este tipo de rodillos la única resistencia de avance que tendrás que superar será la que tu decidas. De aquí que recientemente se haya abierto el debate polémico de las competiciones en Zwift. Hacer trampas con el rodillo y con la relación peso potencia está al alcance de cualquiera. Te aconsejo que seas legal y que respetuoso sino quieres llevarte “palos” por parte de la comunidad de Zwifters.

Paso 5: selecciona la ruta o el Work Out

Una vez tengas emparejado el rodillo y los diferentes sensores es momento de configurar y escoger la actividad. En Zwift tienes disponibles diferentes opciones.

Para empezar siempre tienes la posibilidad de rodar solo y a tu bola. Nadie te molestará y podrás rodar durante el tiempo que quieras a la intensidad que te apetezca. La opción “Just ride” es la que te lleva a este modo.

Por otro lado, tienes disponible la posibilidad de participar en eventos grupales. Estos incluyen carreras y salidas en grupo. Las carreras son rapidísimas y te aconsejo que inicialmente te pongas en el nivel D o E. Las salidas en grupo suelen ser normalmente ejercicios específicos programados para que puedas mejorar una determinada cualidad (sprint, fuerza, cadencia, explosividad etc..).

La creación de workouts te permite realizar trabajo especifico o de series

Finalmente te queda por explorar el universo de los workouts. Los workouts son sesiones de entrenamiento súper específicas que debes personalizar, bien sea con los datos de un test FTP,  o con el apartado de personalización siguiendo las indicaciones y los vatios de tu entrenador. El apartado de Workouts es el que utilizarás para hacer lo que popularmente se conoce como “series”. En caso de seleccionar un workout y de activar el sistema “ergo” de tu rodillo el desnivel y la pendiente pasarán a un segundo plano. El programa se centrará en ofrecer una resistencia de pedaleo adecuada para que puedas completar el workout con éxito.

Paso 6: Ride on!

Si has llegado hasta este punto sin ninguna incidencia (espero que así sea) ya estás en condiciones de empezar a disfrutar de Zwift. Una vez lo tengas todo emparejado y tengas claro que ruta vas a hacer o con que amigos vas a rodar solo te queda darle al “Ride on” y empezar a fundir las bielas!

No te extrañe que al principio vayas un poco perdido. Es absolutamente normal. Zwift no deja de ser una especie de videojuego que requiere de tiempo y de cierta dedicación.

Existen más funcionalidades de las que he mencionado anteriormente. Como podrás comprobar tú mismo puedes jugar con las teclas del teclado para activar o desactivar diferentes funciones, tendrás la posibilidad de personalizar tu bicicleta y tu avatar, podrás conversar con otros participantes e incluso podrás beneficiarte de “Powerups” durante el recorrido para poner las cosas más difíciles a tus perseguidores.

Solo te queda disfrutar de Zwift y de su divertida compañia

El universo Zwift es inmenso así que tómatelo con calma y empieza a familiarizarte con la mayor plataforma de ciclismo indoor del mundo. Ya os anticipo yo que esto irá a más y que los campeonatos nacionales se van a quedar pequeños cuando la UCI comunique oficialmente la creación de un mundial.

 

Videotutoriales de Zwift

Zwift para empezar: El primero de todos los vídeos debe ser este, un tutorial completo para novatos para empezar a usar la App. Básicamente en él podemos ver cómo configurar la app Zwift Companion y cómo apuntarse a una carrera, entrenamiento o contrarreloj. Conceptos básicos de la plataforma para poder usarla inmediatamente.

Zwift, conceptos básicos: Seguramente te haya pasado lo mismo. Entras en Zwift y la pantalla se te llena de iconos, datos y términos que no todos conoces. En este vídeo Rubén hace un repaso completo a todos esos términos que componen la App.

¿Qué necesito para usar Zwift? Otro vídeo muy explicativo que nos dice qué accesorios necesitamos para usar Zwift. ¿Realmente hace falta un potenciómetro? ¿Vale simplemente con un pulsómetro?…

Diseña tus entrenamientos en Zwift: Es el siguiente paso lógico, organizarnos unas sesiones de entrenamiento por la plataforma para no perder el ritmo ni la forma física. ¿Cómo hacerlo? En este vídeo Rubén nos da todos los detalles para hacerlo según nuestros objetivos.

Cómo organizar quedadas por Zwift: Cuando ya domines la App es el momento de medir fuerzas con tus conocidos ¿Quieres organizar una Kdd con ellos? Aquí tienes un completo tutorial de cómo hacerlo.

Cómo hacer MTB en Zwift: El MTB también tiene su cabida en esta plataforma. Tal y como se explica en este vídeo no es sólo circular con una MTB en lugar de con bici de carretera, sino que puedes acceder al circuito que hay de montaña y, con la ayuda del teléfono, se puede hacer una simulación de MTB.

En el canal de Youtube de Rubén Fernández encontrarás muchos más vídeos y la mejor forma de ponerte en contacto con él si tienes alguna duda.

FUENTE: www.sport.es – Rubén Fernández

Si eres como nosotros, seguro que cada fin de semana aprovechas para sumar unos cuantos kms con la bici, y cuando llega el lunes te cuesta levantarte de la cama. ¿Estás haciendo lo suficiente para recuperarte después de la bici? Aquí tienes unos consejos muy sencillos a la vez que efectivos para mejorar tu recuperación.

Al igual que el calentamiento… piensa en el enfriamiento

Igual que eres consciente del calentamiento, debes serlo del enfriamiento (o vuelta a la calma).

Después de las carreras: no importa qué tan buena o mala fue la carrera, asegúrate de movilizar las piernas entre 15 y 20 minutos.

En el entrenamiento: rueda a ritmo cómodo durante los últimos 10 a 15 minutos de tus sesiones de entrenamiento. Este es el comienzo de tu recuperación, y tiene gran una influencia sobre cómo te sentirás al día siguiente.

Puedes vaciarte sobre la bici… pero al acabar debes reabastecerte

RRRRecupera correctamente. Sí... recuperación con 4R

Después de terminar tu entrenamiento o carrera, come y/o bebe algo fácilmente digerible. Obtener los nutrientes necesarios para tu cuerpo dentro de los primeros 30 minutos de terminar tu entrenamiento o carrera es esencial para recuperarte más rápidamente.

Una bebida recuperadora o un bocadillo como un sándwich, por ejemplo, son opciones rápidas y fáciles. Lo mejor es preparar algo de comida antes de ir a entrenar o correr.

Asegúrate de que tu bebida recuperadora o alimentos contengan carbohidratos simples y proteínas.

Debes comer una comida normal dentro de las dos horas posteriores a tu carrera o sesión de entrenamiento. Equilibra las calorías consumidas durante el día de la carrera/entrenamiento con las calorías consumidas el resto del día. Tu nutrición te ayudará a recuperarte del día y sentirte mejor.

 

La recuperación es protagonista por la noche… duerme y descansa

Cómo el sueño te ayuda a tener una recuperación adecuada

 Tomar una siesta después de un entrenamiento duro es lo mejor que puedes hacer para recuperarte. Si eso no es una opción, incluso sentarte y relajarte durante 20 minutos ayuda a tu recuperación.

Después de una sesión de entrenamiento, realmente no es una buena idea ir directamente a la siguiente lista de cosas por hacer.

Si tienes poco tiempo, es mejor acortar tu tiempo de entrenamiento para que tengas un poco menos de estrés y más tiempo para recuperarte.

Por supuesto, es posible que lleves una vida ocupada y el ciclismo es principalmente un hobby. Puede ser difícil encontrar el tiempo suficiente para la recuperación, pero la recuperación es tan importante como el entrenamiento. Habla con tu entrenador sobre tu trabajo y el equilibrio de tu vida.

Dormir lo suficiente es muy importante y un factor clave en el entrenamiento y la recuperación efectivos.

 

¿Descanso total o algo suave?… piensa en la recuperación activa

Movilizar las piernas en un día de descanso es una buena idea. Rueda a baja intensidad en un terreno llano o en el rodillo. Asegúrate de ejercer una presión mínima sobre los pedales.

La recuperación activa aumenta la circulación sanguínea, que elimina el ácido láctico de los músculos, lo que ayuda a recuperarte más rápido. Sin embargo, esto solo cuenta mientras mantengas la intensidad en valores muy suaves. Si te esfuerzas demasiado en un día de recuperación activo, no estás ayudando a tu recuperación.

Tan pronto como incrementas la intensidad y elevas tu ritmo cardíaco, ya no te mueves en la zona de recuperación y las adaptaciones que obtendrías de la recuperación no están teniendo lugar.

Lo que más nos cuesta a los ciclistas… hacer un día de descanso

Cómo el sueño te ayuda a tener una recuperación adecuada

No tengas miedo de tomarte un día de descanso. Si tu entrenador te está dando un día libre, es por una razón, ¡así que disfruta de ese descanso extra! Debes estar a tope en los días difíciles, y tomártelo con calma en los días fáciles.

FUENTE: ADNCiclista.com

Sentir las manos dormidas o dolor cuando se monta en bicicleta es un problema muy común. Las lesiones se suelen producir más en mountain bike, debido a las irregularidades del terreno, pero en el ciclismo de carretera también es algo habitual. Tranquilos, no se trata de nada grave ni de ninguna enfermedad. Como regla general suele estar motivado por una mala postura.

En la bici de carretera es más común que se duerman las manos que en lamountain bike. El mtb es más probable el adormecimiento de los antebrazos debido a las vibraciones.  No debéis preocuparos si esto os pasa, no es nada grave. Por lo general se debe a problemas de costura o malos apoyos. Para quitar este adormecimiento, echad un vistazo al resto del artículo.

 

¿Se te duermen las manos o los dedos en la bicicleta? Causas y soluciones

Motivos por el que se duermen las manos

El motivo fundamental de este adormecimiento es debido a que la postura de las manos sobre el manillar hace que “pincemos” un nervio, perdiendo así sensibilidad. Montar en bici requiere de una flexión de las muñecas que puede resultar excesiva, debido a que se mantiene durante mucho tiempo. Los nervios recorren el brazo hasta la mano,  debido a una mala posición de las manos podemos hacer que el nervio ulnar o cubital se vea forzado. El peso de la parte superior del cuerpo se apoya en la palma de la mano. De esta forma, el nervio ulnar se ve muy presionado debido a la postura de la mano, lo que provoca el adormecimiento.

¿Meñique dormido?

Otro  problema similar son los meñiques dormidos. En este caso, la causa es la misma, el pinzamiento de un nervio: el cubital. Al igual que en el caso anterior una postura forzada durante mucho tiempo  provoca que el nervio se vea muy presionado y se nos duerman los meñiques o sintamos hormigueo. En este caso, la sensación de la que hablamos puede durar horas incluso después de entrenar.

Soluciones

La postura en la cual sujetamos el manillar por los cuernos es la mejor para evitar molestias.

Pasan por una correcta colocación de las manos. Hay que evitar llevar las muñecas muy flexionadas, que  la alienación entre antebrazo, muñeca y mano sea lo más recta posible. Acostúmbrate a no cargar el peso sobre las manos, para ello quizás debas corregir la posición del sillín. Una mala colocación puede provocar  una distribución del peso errónea. Pincha >>AQUI<< y te explicamos como ajustar el sillín de forma correcta. Como vemos en la imagen inferior, las manos deben estar rectas. La postura en la cual sujetamos el manillar por los cuernos es la mejor para evitar molestias.

Si ves que sufres mucho este problema… Acude al médico. Generalmente no se trata de problemas graves y suelen pasar al poco tiempo de bajarnos de la bici. Sin embargo, si ves que el problema persiste, lo mejor que puedes hacer es acudir a un especialista.

Fuente: velovecycling.com

Durante la pandemia de COVID-19, el uso de mascarillas de protección es fundamental para reducir los contagios. Sin embargo, la opinión pública debate sobre la dificultad para respirar adecuadamente, especialmente durante el ejercicio.

Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Mapelli y col, 2021; Eur Respir 7-mar; doi: 10.1183/13993003.04473-2020) en el que evaluaron parámetros cardiorrespiratorios en reposo y durante el esfuerzo máximo para resaltar cualquier diferencia con el uso de mascarillas de protección.

Doce sujetos sanos fueron sometidos a tres pruebas de esfuerzo cardiopulmonar: sin mascarilla protectora, con mascarilla quirúrgica y con mascarilla FFP2. La disnea se evaluó mediante la escala de Borg. También se realizaron pruebas estándar de función pulmonar.

Los resultados mostraron que todos los sujetos (40,8 ± 12,4 años; 6 varones) completaron el protocolo sin ningún evento adverso. En la espirometría, de sin mascarilla, a quirúrgica, y a FFP2, se observó una reducción progresiva de FEV1 y FVC (3,94 ± 0,91 l, 3,23 ± 0,81 l, 2,94 ± 0,98 l y 4,70 ± 1,21 l, 3,77 ± 1,02 l, 3,52 ± 1,21 l, respectivamente, p<0,001). La ventilación en reposo, el VO2 y VCO2 fueron progresivamente menores con una reducción de la frecuencia respiratoria. En el ejercicio máximo, los sujetos revelaron una escala de Borg progresivamente más alta cuando usaban mascarilla quirúrgica y FFP2. En consecuencia, en el pico de ejercicio, VO2 (31,0 ± 23,4, 27,5 ± 6,9, 28,2 ± 8,8 ml / kg / min, p = 0,001), ventilación (92 ± 26, 76 ± 22, 72 ± 21 l, p = 0,003), la frecuencia respiratoria (42 ± 8, 38 ± 5, 37 ± 4, p = 0.04) y el volumen tidal (2.28 ± 0.72, 2.05 ± 0.60, 1.96 ± 0.65 l, p = 0.001) fueron gradualmente más bajos. No observamos una diferencia significativa en la saturación de oxígeno.

Los autores concluyeron que las mascarillas de protección se asocian con un empeoramiento modesto pero significativo de la espirometría y los parámetros cardiorrespiratorios en reposo y ejercicio máximo. El efecto es justificado por una reducción de la ventilación debido a una mayor resistencia al flujo de aire. Sin embargo, dado que la limitación ventilatoria del ejercicio está lejos de alcanzarse, su uso es seguro incluso durante el ejercicio máximo, con una ligera reducción del rendimiento.

La utilización de las mascarillas de protección en la pandemia que estamos viviendo nadie debería ponerlo en duda. Esas mascarillas no tienen repercusión fisiológica significativa sobre la función cardiopulmonar en reposo, pero según aumentamos la intensidad y/o duración del ejercicio afectan a las respuestas fisiológicas ya que no dejan de establecer una pequeña barrera al flujo de aire. Para la inmensa mayoría de las personas que realizan ejercicio esto no tiene efectos significativos, pero lógicamente en deportistas de alto nivel en el que se exige la máxima funcionalidad de los sistemas pulmonar y cardiocirculatorio el rendimiento debe disminuir.

Fuente: FisiologiaDelEjercicio.com

A la hora de hacer deporte, la edad es una de las excusas más comunes. Lo normal es que los ciclistas aficionados sean gente de cierta edad. Si te encuentras en el grupo de edad de los que sale los domingos y ve como le adelanta la gente, como su ritmo  es muy lento o recupera fatal…tranquil@, tiene remedio. En el ciclismo el efecto de la edad es mucho menor que en otros  deportes .

Adultez tardía, ciclismo a los 40 y 61 años

La edad y el ciclismo

¿Qué dice la ciencia?

El pico máximo para un ciclista se encuentre entre los 25-35 años, pero una vez pasada esa edad, el declive es muy lento y bajo. El VOX max disminuye un 15% cada diez años. Estudios científicos demuestran que la pérdida de potencia con el paso del tiempo es de entre 0.048 vatios kilo a partir de los 35 años, otros estudios afirman que entre 1-3 vatios. De todas formas, una la cosas que más afecta a los ciclistas de cierta edad es el peso. Si, el peso es clave, es determinante, es importantísimo. Tim Harkness, entrenador y psicólogo deportivo dice al respecto: “Toma un hombre típico de 45 años con sobrepeso de 8 kg. Si pierde peso a través del entrenamiento estructurado, podría ganar alrededor de 30 vatios. Quítele los 10 vatios que ha perdido en el proceso de envejecimiento y todavía tiene 20 vatios por delante”.

Por otro lado, la bicicleta ayuda a que nuestro reloj biológico se retrase. En la Universidad de Toronto descubrieron en 2008 que las personas de mediana edad que salen en bici habitualmente lo retrasan 12 años. En el mismo sentido va el estudio realizado en el King’s College London, donde tomaron una muestra de ciclistas entre 55-79 años y todos presentaban menos signos de envejecimiento que los no deportistas.

No es cosa de la edad

Seamos sinceros. El ciclismo es un deporte de resistencia. En los deportes explosivos, la edad es muy importante. No es así en otros tipos de deportes, donde la fuerza y velocidad juegan un papel menos importante. De esta forma la clave no está en la edad del ciclista, sino en el entrenamiento. Muchos ciclistas amateur de mediana edad culpan a su falta de rendimiento a que tiene X años y sus compañeros de grupeta son más jóvenes. Esto no es cierto, es solo una excusa. La clave, repetimos, está en entrenar. Cuanto más joven, más alto es el VO2 max o nuestra capacidad de resistencia aeróbica. Esto se entrena. Estudios de la Universidad de Colorado revelan que la diferencia entre jóvenes entrenados comparados con gente más mayor era solo del 7%. Por tanto, a medida que pasan los años y aumenta tu edad no debes salir solo a rodar (el gran error de muchos ciclistas). Has de seguir forzando a tu cuerpo para que no se estanque y siempre trate de mejorar. Hacer series o esfuerzos explosivos ayudará a mejorar nuestro VO2 max.

Eroica cancellata per il Covid, ma gli irriducibili corrono lo stesso

En resumen, no culpes a la edad de tu falta de rendimiento. Échale la culpa a tu falta de entrenamiento. La edad es sólo un número y en el ciclismo los números que importan son los vatios, velocidades medias, kilómetros recorridos….y para ello lo que hay es que entrenar.

Fuente: Velovecycling.com